Saltar al contenido

Navajas y Torás se incorporan a la Mancomunidad del Alto Palancia.


El presidente de la Mancomunidad del Alto Plalancia, Ramón Martínez ha anunciado que a fecha de 1 de enero de 2018 los municipios de Navajas y Torás han entrado a formar parte de este ente supramunicipal de ámbito comarcal.
Martínez ha destacado que “se trata de un hecho relevante la entrada de estos dos nuevos municipios en la mancomunidad, con lo a partir de ese momento serán un total de 19 municipios de la comarca los que forman parte del mismo de pleno derecho”.
Una entrada de dos municipios que supondrá reforzar la capacidad de este organismo supramunicipal que se constituyó en su momento con el objetivo de realizar la prestación de determinados servicios asi como la realización de una serie de obras y actividades.
Y es que a esa fecha, la Mancomunidad del Alto Palancia estará integrada por los municipios de Almedijar, Altura, Azúebar, Benafer, Bejís, Castellnovo, Caudiel, Chóvar, Fuente la Reina, Geldo, Jérica, Navajas, Pina de Montalgrao, Soneja, Sot de Ferrer, Teresa, Torás, El Toro y Viver.
En cualquier caso, la incorporación de los municipios de Navajas y Torás solamente hace que poder seguir el plan de ruta trazado de la actual mancomunidad de continuar en el proceso de seguir sumando adhesiones en todos aquellos municipios de la comarca que aún no forman parte de la misma.
Como consecuencia de ello, el presidente de la Mancomunidad del Alto Palancia ha indicado que continúan en conversaciones con otros municipios, como el caso de Segorbe, para que en un plazo razonable de tiempo puedan sumarse a este ambicioso proyecto supramunicipal.
Y es que, cabe recordar, que la Mancomunidad del Alto Palancia es una entidad pública local que nació en el año 1993 y que en la actualidad acomete actuaciones relacionadas con los servicios sociales y ayuda a domicilio, la promoción turística, la escuela de música o los talleres de empleo.
La fisonomía de los municipios mancomunados es la propia y característica de las zonas rurales de interior de la Comunitat Valenciana: recesión demográfica y existencia de importantes yacimientos de recursos, en muchas ocasiones infrautilizados, que configuran un interesante potencial de desarrollo.